Crónicas de la muerte de una mesera

I.

No soy suficiente. Eso dicen las voces en mi mente mientras me pongo el delantal.
Pero ayer, como señal de fracaso emocional, llegó Lena.
Gata changa, que maúlla amor.

Ayer, mientras veía Netflix, se trepó al fregadero a mirar de cerca a Batto en su pecera.
Una mujer que amo me recomendó que le intercambiara el pez, que le concediera el triunfo a Lena.
Pero mi pez llegó en la manos de mi mamá.
Mi mamá no está. Mejor dicho, está cuando quiere.

Batto come mucho. Por las noches pego mi nariz a su pecera y ambos cerramos los ojos; nos comunicamos por telepatía y desaparecemos.

II.

Vivimos en una era donde se confunde a los seres humanos con bolsas de basura. En Discovery Channel existen programas con títulos como Surviving Alaska.
De vez en cuando, mientras cambio el canal aparece de nuevo el documental de zombies en PR. La diferencia es que a algunos les pagan por sobrevivir y a otros para que se quiten la vida.

I got it all wrong.
Sentí la química primero.

Hemos optado por esconder nuestra conciencia social tras la foto de un mártir plasmada en una T-Shirt.
Ahora me identifico con cualquier filósofo extraño que una vez dijo que no debemos imitar la poesía sino al hombre.

III.

Parece que con chistes se entiende la gente cuando se habla de abusos gubernamentales. Para todo ahora hace falta perspectiva de género. Sin embargo: “Permiso, ¿puedes bajarle el papelito a mi sorbeto? jajajajajajajajajaja”.

Todos los días le celebramos el cumpleaños a Oscar López. Si hay que meter presión para su excarcelación sólo le damos like y share al evento en Facebook. Añádele a eso que me lo encuentro cada noche que jangueo, “para’o así medio raro”.

IV.

Mi país no necesita más independentistas cubanos.
Cuba es hermosa pero no es mía.
Necesita muchos soñadores con buena ambición que crean en el fruto de aquí.
Que crean en el país pequeño, roto, castigado, sometido, del siglo XXI.
Hace falta una nueva ola de personas comprometidas llenas de solidaridad, compasión y mucha disposición.
Una ola de agua salada, que nos refresque del calor y de la que también podamos beber.

V.

La jefa cuando se molesta me dice: “mira amiguita”.
A mí me molesta.

¿Cómo se combate el egoísmo en un mundo donde se nos exige ser egoístas?
No pretendo sembrar la semilla y cosecharla mañana.
Yo pongo mi escritura y exijo a todos mis compañeros en especie que sientan, que nunca tengan miedo de sentir. Porque cosas grandes suceden cuando le damos la oportunidad al corazón de expresarse.
Aunque eso involucre un despido.

VI.

No puedo respirar
mesas repletas de trastes sucios
pisos que barrer
cervezas que servir
y una compra que pagar.

“¡Qué pague to’ el mundo!”
Nadie tiene con qué pagar…

No se acepta ATH.
Cash cash cash

¡Venga el IVA!

Y que nos coja con mesas vacías y pisos limpios.
Sin propina para la compra.

“¡Por eso estamos como estamos!”
“Esto lo va a pagar Pierluisi, ya tú verás.”
“Hay que quemar la basura y sacarle chavos”
“¡Qué paguen los del caserío!”

“Primero te enamoras y después viene la química…”

La medium tiene ocho pedazos.
Linda Noche, vuelvan pronto. 

 


Lista de imágenes:

1. Jim Tsinganos, "Detox", 2013.
2. Jim Tsinganos, "Solar Job", 2015.
3. Jim Tsinganos, "Super Stress", 2014.


 

Más en esta categoría: « Empty porches Twenty-four »

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

Subir

+ Leídas

Versión Impresa

  • Cruce Printed Cover V1 2011cruce v.1 año 2011
  • Cruce Printed Cover V2 2013cruce v.2 año 2013
  • Cruce Printed Cover V3 2015cruce v.3 año 2015
UMET

Cruce en tu inbox